Ayre Acoustics KX – R Twenty / VX – R Twenty : El mejor sistema amplificación del mundo? Comentar

¿Cuál es el mejor amplificador del mundo? ¿Existe tal cosa? Mucho depende de la definición de lo que realmente significa “mejor” y del contexto en el que se usa en referencia a un amplificador.

Pero si la honestidad sonora y la integridad de la ingeniería están entre tus prioridades, y no te asustas ante un precio de venta elevado, creemos que esta combinación de previo / etapa  de Ayre debería depertar tu interez. Es sin duda el amplificador más minucioso que hemos evaluado en años.

Construcción:

Las electrónicas de Ayre causan una excelente primera impresión. Al sacar el preamplificador KX-R Twenty de su embalaje, nos sorprende por ser pequeño pero denso. Empaquetado en una caja relativamente compacta y más pequeña que la mayoría de los componentes de este precio, pero que con sus 18 kg de peso es aproximadamente el doble del peso.

Su distintiva carcasa se mecaniza a partir de un bloque sólido de aluminio en lugar del convencional chasis de acero doblado con paneles de aluminio separados que emplean la mayoría de sus rivales. Esto le da a este preamplificador de gama alta una sensación de solidez estructural profundamente impresionante.

La calidad de ajuste y acabados es excelente, tal como exige su precio. Dispone de dos diales de control, uno para la selección de entrada y el otro para el volumen que funcionan con una precisión agradable y tienen una sensación robusta. Con todo esto no es para nada irracional esperar que estos productos funcionen sin incidencias durante las próximas décadas.

Ayre 1

Ayre proporciona un control remoto de metal sólido en la caja. Es un control remoto del sistema, por lo que la mayoría de los botones no realizan ninguna función en el preamplificador KX-R Twenty, pero sigue siendo fácil de usar, aunque un poco torpe gracias a la sensación de los botones “Tonka Toy”.

Ayre 2

La etapa de potencia VX-R Twenty se hace eco del aura de lujo del preamplificador. Esto también está tallado en un bloque sólido de aluminio y presenta un mecanizado elaborado para el disipador térmico del panel superior. A pesar de sus dimensiones relativamente esbeltas (9,5 cm de alto y 44 cm de ancho), estamos ante una etapa de potencia de 200 W por canal que duplica su salida cuando la impedancia de carga se reducea 4 ohmios.

No tendrá problemas para manejar incluso altavoces difíciles a altos niveles. Sin embargo, el VX-R se calienta, así que asegúrese de dejar suficiente espacio alrededor para ventilación. Además, sus 36 kgs necesitan un soporte resistente.

Características:

Tanto el previo como la etapa de potencia son diseños electrónicos dual-mono totalmente balanceados. Esto es evidente en el posicionamiento inusual de las conexiones del preamplificador, donde los enchufes de los canales izquierdo y derecho se colocan en lados opuestos del panel posterior.

En cuatro segmentos, hay una amplia provisión para entradas analógicas single-ended y balanceadas, suficiente para incluso los sistemas más cargados de diversas fuentes. Sin embargo, el preamplificador KX-R Twenty solo ofrece salidas XLR balanceadas, dos pares para facilitar la bi-amplificación.

La compañía ha hecho un buen uso de la carcasa mecanizada al darle forma para separar y aislar los circuitos de audio, los módulos de control y las secciones de la fuente de alimentación entre sí.

Ayre ha diseñado durante mucho tiempo productos electrónicos que evitan la retroalimentación general por motivos sónicos y esta combinación de previo y etapa mantiene esa tendencia. Es un enfoque extraño en el mundo de la electrónica de estado sólido porque es difícil de implementar correctamente. Sin embargo, en nuestra experiencia, puede funcionar de manera brillante cuando se hace bien.

Ayre 3

Mantener la integridad de la señal es una prioridad, la empresa incluso elige el display del preamplificador en función del ruido electrónico mínimo que genera en comparación con las alternativas. Tenga en cuenta que esta pantalla cuesta aproximadamente diez veces más que las alternativas convencionales y es fácil ver cómo los costos de construcción pueden aumentar exponencialmente cuando los fabricantes persiguen el máximo rendimiento.

Ayre 4

Mantener la integridad de la señal es una prioridad, la empresa incluso elige el display del preamplificador en función del ruido electrónico mínimo que genera en comparación con las alternativas. Tenga en cuenta que esta pantalla cuesta aproximadamente diez veces más que las alternativas convencionales y es fácil ver cómo los costos de construcción pueden aumentar exponencialmente cuando los fabricantes persiguen el máximo rendimiento.

Los circuitos de audio se mantienen lo más simples y cortos posible para preservar la calidad de la señal, y así reducir el riesgo de agregar distorsión o perder detalles.

Incluso el control de volumen es inusual. Se trata de diseño de escalera de resistencias en lugar del convencional potenciómetro, de modo que para cualquier nivel de volumen específico solo hay una resistencia de alta calidad en la ruta de la señal. El cambio se realiza utilizando motores de paso y produce un sonido mecánico encantador cada vez que cambiamos el volumen. El selector de entradas funciona con un método similar y suena igualmente especial.

Inusualmente, un cambio en el volumen logra al alterar la ganancia del circuito de preamplificador del KX-R en lugar de atenuar la señal de entrada como lo hacen la mayoría de equipos del mercado. De esta forma, la relación señal / ruido se mantiene lo más alta posible, independientemente de cuán altos o bajos sean los niveles de audición.

Nadie que esté pensando en comprar un amplificador como este debería escatimar a la hora de optar por una fuente o altavoces. Cualquier deficiencia, particularmente en la interfaz será despiadadamente revelada, mientras que unos altavoces inferiores simplementecambiarán las capacidades del amplificador.

Para esta revisión hemos empleado nuestros componentes de referencia habituales. El ND555 / 555 PS DR de Naim como el transmisor de música más musical que conocemos y los venerables SCM 50 de ATC que aunque noson de diseño reciente, todavía sirven como modelo de honestidad. También agregamos un tocadiscos Technics SL1000R con un previo de fono Luxman EQ-500, donde el KX-R es solo una unidad de nivel de línea, en la mezcla que actúa solo por diversión.

Esta combinación de previo / etapa es lo suficientemente sencilla de conectar, y nuestro sistema está funcionando al momento una vez que nos damos cuenta de que el LED del panel frontal del amplificador de potencia también sirve como interruptor de encendido / apagado.

Su elevado precio es una piedra de molino en este tipo estos productos, elevando las expectativas hasta el punto en que nada menos que algo excepcional sea aceptable. Que este combo de Ayre alcance y supere esas expectativas es un testimonio de la escala de su talento sonoro.

Sonido:

Si bien no lleva mucho tiempo reconocer que se trata de un amplificador de calidad de referencia, lleva mucho más tiempo precisar su carácter sónico. Este emparejamiento de Ayre es lo más cercano que hemos escuchado a ese mítico ideal de “cable directo con ganancia” sobre el que los puristas de alta fidelidad se basan.

Comenzamos con Kind Of Blue de Mile Davis y caemos bajo el hechizo previo / etapa de inmediato. Nada suena exagerado con la tonalidad de Ayre con paso firme de neutralidad tonal. Al principio, creemos que su presentación puede ser un poco delgada, con instrumentos que tal vez carezcan de un toque de calidez y peso natural. Esa impresión se desvanece por completo a medida que el amplificador se estabiliza, dejándonos con texturas instrumentales completamente convincentes.

Mientras que los gustos de nuestro amplificador de referencia Burmester 088/911 MkIII reference pueden configurar un escenario de sonido más grande, el Ayre cuenta con una imagen más enfocada, una mejor estratificación y una mejor estabilidad. Cuando cerramos los ojos, es fácil imaginar estar en el mismo estudio que estos grandes del jazz durante la grabación.

En busca de debilidades, nos preguntamos si el emparejamiento KX-R / VX-R sería demasiado analítico para nuestros gustos. Quizás también estaba perdiendo algo en el camino de la expresión dinámica. Cambiamos a The Rite Of Spring de Stravinsky y descubrimos que ninguna de estas cosas es cierta. Aquí el amplificador suena maravillosamente receptivo. Existe todo el drama sonoro que esperamos de esta sinfonía, con los explosivos crescendos entregados con confianza segura y fuerza épica.

Ayre 4
Ayre 6

Esa calificación de 200 W por canal para el amplificador de potencia puede parecer un poco modesta a este precio, pero el nivel de compostura, escala y autoridad de Ayre con esta pieza son sobresalientes. Quizás igual de impresionante, este amplificador se mantiene vivo y entretenido a bajos niveles de volumen, lo que habla muy bien de su claridad innata y su presentación sumamente equilibrada.

Notarás que no hemos intentado desglosar la presentación de Ayre en términos de aspectos tonales como graves, medios o agudos. Esto se debe a que es tan uniforme y coherente que es difícil hablar de estas cosas como entidades separadas. Da por sentado que el amplificador suena proporcional y refinado en todas las frecuencias.

Escuchamos el conjunto de planos de Jay Z y nos maravillamos de la capacidad del previo / etapa para entregar ritmos propulsores con convicción. Golpea con fuerza cuando es necesario, pero también conserva una estabilidad absoluta en el resto del rango de frecuencia, sin importar cuán profundo sea el bajo o cuán brutal sea el transitorio. La compostura de la presentación es excelente.

Es importante destacar que, a pesar de todo el análisis, este combo de Ayre nunca se olvida de entretener. Es una escucha divertida que te hará desenterrar todas tus canciones favoritas hasta altas horas de la noche.

Durante las sesiones de revisión, escuchamos una amplia gama de música desde la quinta sinfonía de Beethoven hasta las animadas primeras grabaciones de Bruce Springsteen, y este amplificador nunca dejó de brillar.

Este es un componente de alta fidelidad que es lo suficientemente transparente como para salirse del camino y simplemente presentar la música según lo previsto. Si esa grabación no es genial, sin duda te lo contará, pero los Ayre no están en el negocio de resaltar fallos por encima de la diversión.

Veredicto:

No se puede negar que el precio del combo KX-R Twenty / VX-R Twenty lo coloca en el territorio de la tierra de los sueños para la mayoría, pero eso no significa que no deba celebrarse sus habilidades extraordinarias. Si tiene el saldo bancario y el sistema apropiado, no podemos catalogar este previo etapa como caro.

Sonido:
Características:
Construcción:

KX-R Twenty:

  • Circuito de volumen de transimpedancia de ganancia variable (VGT)
  • Circuito exclusivo de salida Diamond de Ayre
  • Fuente de alimentación AyreLock
  • Circuitos discretos totalmente balanceados y de retroalimentación cero
  • Control de volumen de 60 pasos, cada uno de 1.0 dB
  • Circuito Equilock para dispositivos de ganancia activa
  • Conmutación de tierra de entrada para aislamiento de fuente real
  • Ocho entradas: cuatro equilibradas, cuatro de terminación única
  • Dos salidas balanceadas, dos salidas de cinta balanceadas
  • Pantalla fluorescente regulable de modo silencioso
  • Material de placa de circuito de ultra alta velocidad
  • Sistema de control fly-by-wire
  • Chasis monocasco de aluminio macizo
  • Filtro RFI de la línea eléctrica de acondicionador Ayre
  • Entrada de paso del procesador programable
  • Funcionamiento con control remoto de funciones completas

Especificaciones VX-R Twenty:

  • Potencia de salida 200 W por canal continuo a 8 ohmios
  • 400 W por canal continuo a 4 ohmios
  • Ganancia 26 dB
  • Impedancia de entrada 2 MΩ entradas balanceadas (1 MΩ por fase)
  • Respuesta de frecuencia DC – 250 kHz
  • Consumo de corriente 45 W en modo en espera
  • 200 W en modo de operación, sin señal
  • Dimensiones 44 cm (ancho) x 9,5 cm (alto) x 48 cm (fondo)
  • Peso 35 kg

EspecificacionesKX-R Twenty:

  • Impedancia de entrada 2 MΩ entradas balanceadas (1 MΩ por fase)
  • Impedancia de salida 300 ohmios balanceado (150 ohmios por fase)
  • Respuesta de frecuencia DC – 250 kHz
  • Consumo de corriente 35 W en modo de operación
  • 65 W en modo de operación (control de volumen activo)
  • Dimensiones 44 cm (ancho) x 9,5 cm (alto) x 29,2 cm (fondo)
  • Peso 18 kg

CaracteristicasVX-R Twenty:

  • Circuitos discretos totalmente balanceados y de retroalimentación cero
  • Etapa de salida doble Diamante Ayre
  • Fuente de alimentación analógica lineal AyreLock
  • Circuito Equilock exclusivo de Ayre
  • Material de placa de circuito de pérdida ultra baja
  • Resistencias de grado de audio desarrolladas a medida
  • Condensadores de poliestireno patentados
  • Filtro RFI de la línea de alimentación Ayre Conditioner
  • Sistema de comunicación AyreLink

Deja una respuesta

Envíos gratis desde 150€
99% Valoraciones positivas
365 días a tu servicio
Pago seguro
Mejores precios garantizados

Utilizamos cookies únicamente con fines de análisis. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies